Artículos

¿Cómo evoluciona el aspecto de las superficies de cobre con el paso del tiempo?

Hemos implementado una mejora en nuestro sitio web para mostrar la evolución que, con el paso del tiempo, experimentan las superficies de cobre y de aleaciones de cobre en diversos edificios de toda Europa.

El desarrollo natural de una pátina es una de las características únicas del cobre: ​​cuando queda expuesto a la intemperie, el cobre se protege desarrollando con el paso del tiempo una capa superficial de pátina, que hace que sea más resistente a los agentes atmosféricos y que tenga una muy larga vida útil durante muchas generaciones.

Los cambios son muy graduales y no siempre previsibles – al igual que las condiciones atmosféricas, que son responsables de los continuos cambios en las superficies de cobre. La concentración de contaminantes en el aire y las condiciones ambientales determinarán la composición y las propiedades protectoras de la pátina, así como el aspecto de la superficie y su evolución con el paso tiempo.

¿Cómo sería la evolución típica de las superficies de cobre y de aleaciones de cobre que se utilizan en arquitectura?

  • Cobre – a los ​​pocos días de estar a la intemperie, la superficie comienza a oxidarse, cambiando su color a un marrón castaño, que se oscurecerá gradualmente durante varios años y que, posteriormente, puede llegar a desarrollar el característico color verde de la pátina.
  • Latón – se trata de una aleación de cobre y zinc. Su color amarillo brillante inicial cambia gradualmente hacia un marrón verdoso, que seguirá evolucionando a tonalidades marrones grisáceas hasta alcanzar un color marrón oscuro/antracita. Las superficies inclinadas pueden desarrollar en última instancia una pátina similar a la del cobre puro, aunque claramente diferente.
  • Bronce – es una aleación de cobre y estaño. El habitual color marrón-rojizo inicial evoluciona de una forma característica a la intemperie, con una oxidación marrón de la superficie y un matiz marrón-grisáceo, que poco a poco da paso a un color marrón antracita – la subsiguiente capa de pátina se forma mucho más lentamente que en el caso del cobre puro.
  • Aleación dorada de cobre – se trata de una aleación de cobre con aluminio y zinc, que es muy estable y mantiene su tonalidad dorada con el paso tiempo. Se comporta de manera diferente al cobre puro a la intemperie, ya que tiene una fina capa protectora de óxido que contiene los tres elementos de la aleación. De esta forma, la superficie conserva su color dorado indefinidamente, perdiendo tan solo parte de su brillo y adquiriendo un aspecto mate de color dorado.

Algunos ejemplos de esta evolución natural se pueden ver en nuestro sitio web; para ello, basta con ir a la sección de Referencias, elegir el filtro "Evolución de la superficie" y hacer clic en Aplicar. También puedes hacer clic en este enlace directo: Evolución de las superficies de cobre.

Compartir: 
¿Cómo evoluciona el aspecto de las superficies de cobre con el paso del tiempo?¿Cómo evoluciona el aspecto de las superficies de cobre con el paso del tiempo?

Al continuar utilizando este sitio web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Puedes obtener más información en este enlace.

Aceptar